¿Qué es la fiebre del heno? – alergias.de

Cómo reconocer las alergias

Contenidos

Antes de entrar en el tema de ¿Qué es la fiebre del heno? – alergias.de

Te recordamos que el contenido de este sitio web tiene fines educativos y no pretende ofrecer asesoramiento médico personal. Debe buscar el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore el consejo médico profesional ni se demore en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web. Alergias.de no recomienda ni respalda ningún producto.

¿Qué es la fiebre del heno?

¿Qué es la fiebre del heno?

Fiebre del heno o alergia estacional Rinitis es una alergia al polen en la que hay una reacción demasiado sensible del sistema inmunológico a las proteínas de ciertos polen de plantas. La fiebre del heno es un tipo común de alergia. En Alemania, aproximadamente una de cada cinco personas se ve afectada. Se manifiesta en estornudos, secreción nasal, enrojecimiento, picazón en los ojos, secreción y congestión nasal, etc. Las quejas agudas se pueden aliviar con medicamentos. Puede ser permanente Desensibilización ayudar al cuerpo a acostumbrarse a los alérgenos.

El sistema inmunológico evalúa las sustancias realmente inofensivas como peligrosas y las combate con una reacción inmunológica y anticuerpos que se forman en el primer contacto, la sensibilización. Un mayor contacto con los alérgenos conduce a reacciones y síntomas inmunes. Se libera la sustancia mensajera histamina, que promueve la inflamación. Además de la histamina, los mastocitos también liberan leucotrienos. Para las reacciones alérgicas es suficiente que las proteínas de los alérgenos lleguen al cuerpo a través de las membranas mucosas de la nariz, garganta, ojos, etc. Pero los alimentos también pueden tener proteínas similares al polen al que uno es alérgico, lo que lleva a un cruce -Alergia y síntomas similares. También se habla de una alergia alimentaria asociada al polen.

Dependiendo de Horarios de vuelo del polen los síntomas aparecen más pronunciados en ciertos meses. La fiebre del heno es, por tanto, una rinitis alérgica estacional, es decir, una secreción nasal alérgica estacional, a diferencia de, por ejemplo, una alergia a los ácaros del polvo doméstico, que pueden provocar una secreción nasal alérgica durante todo el año. Los síntomas como secreción nasal, ojos rojos, nariz y picazón significan que los afectados están severamente restringidos en la vida cotidiana.

Dado que los síntomas se asemejan a un resfriado normal, un resfriado, la fiebre del heno a veces se reconoce demasiado tarde. Si no lo trata a tiempo, puede provocar un cambio de piso, las quejas migran del tracto respiratorio superior al inferior y puede derivar en una alergia. asma ven que afecta los pulmones y los bronquios.

La fiebre del heno es una alergia tipo I, de tipo inmediato, que provoca síntomas inmediatamente después del contacto con el polen. Por lo tanto, es importante evitar el polen, colocar rejillas de polen en ventanas y puertas, ventilar solo en ciertos horarios, en la ciudad por la mañana de 6 a.m. a 8 a.m. y en el campo por la tarde de 7 p.m. a medianoche, aquí es donde la contaminación alergénica del aire es mínima.

También es importante limpiarse y pasar la aspiradora con regularidad, y no debe guardar ninguna ropa afuera en el área de dormir y ducharse antes de acostarse, para que pueda eliminar el polen de su cabello y dormir mejor por la noche sin molestias.

Después de la lluvia, el aire también está libre de polen y más adecuado para pasear, en los sistemas de aire acondicionado del coche conviene utilizar filtros de polen así como filtros en aspiradoras o, lo mejor de todo, dejar otras aspiradoras. Las máscaras de polvo fino FFP3 de la ferretería también pueden proteger contra el polvo, al aspirar, etc. Los estabilizadores de mastocitos pueden hacer que el sistema inmunológico sea menos sensible antes del comienzo de la temporada de polen. El ingrediente activo se puede aplicar en forma de aerosoles nasales o gotas para los ojos.

Diagnóstico y tratamiento de la fiebre del heno

Diagnóstico y tratamiento de la fiebre del heno

Los antihistamínicos, la cortisona, el ácido cromoglicícico disódico y los antagonistas de los receptores de leucotrienos pueden ayudar con los síntomas. A la hora de viajar conviene ir al mar o a la montaña, a partir de los 2000 metros encontrarás menos polen.

Las personas que tienen fiebre del heno también la padecen a menudo. Neurodermatitis, una dermatitis atópica. Las enfermedades atópicas a menudo se heredan. Si un miembro de la familia tiene alergia, los niños tienen entre un 5 y un 15% de riesgo de desarrollar una alergia. Para uno de los padres con alergia ya es del 25 al 30% y para ambos padres que son alérgicos el riesgo aumenta del 40 al 60%. Si ambos padres tienen la misma alergia, el niño tiene un riesgo del 60 al 80% de heredar esta alergia también.

Al hacer el diagnóstico, hay que establecer en una conversación con el paciente, la anamnesis, si se conoce a los alérgicos en la familia, cuándo se presentan los síntomas, cómo se expresan. Ayuda tambien Prueba de alergia como una prueba cutánea (prueba de Pick) o un análisis de sangre para descubrir posibles alergias.

En la prueba de punción, las soluciones alergénicas se aplican al sombrero del antebrazo y se rascan. Cuando aparecen picor, ronchas, etc., se produce una sensibilización al alérgeno respectivo. La formación de anticuerpos específicos (inmunoglobulinas IgE) se puede demostrar en un análisis de sangre. También se puede utilizar una prueba de provocación, en la que los alérgenos se ponen en contacto directo con la membrana mucosa del tracto respiratorio, Nariz, ojos, pero aquí pueden ocurrir reacciones violentas.

El humo del tabaco puede irritar las vías respiratorias y favorecer el desarrollo de la fiebre del heno. Por lo tanto, no se debe fumar en presencia de niños y tampoco durante el embarazo. Es ventajoso que los niños crezcan con animales y no sean demasiado higiénicos. Solo de esta manera el sistema inmunológico aprende a diferenciar entre sustancias ambientales peligrosas e inofensivas a su debido tiempo y no reacciona de forma innecesaria. Los niños que crecen en granjas desarrollan alergias y fiebre del heno con menos frecuencia que los niños de la ciudad.

El contacto con otros niños y hermanos también reduce el riesgo de alergias, el sistema inmunológico no se aburre y no reacciona de forma innecesaria.

Debido al aumento de las temperaturas y al cambio climático, los tiempos de vuelo del polen se están alargando y hay más personas alérgicas y al polen. La contaminación ambiental como el dióxido de carbono CO2 también estresa a las plantas, lo que conduce a un polen más agresivo, y una combinación de polvo fino y ozono (O3) con polen que se combinan conduce a un aumento de los síntomas en las personas alérgicas. Además, siempre hay nuevos alérgenos como los introducidos por plantas no autóctonas como la ambrosía de EE. UU. Florece de agosto a septiembre y puede liberar mucho polen alergénico.

La fiebre del heno suele durar toda la vida y empeora con el tiempo si no se trata. Sin embargo, un Desensibilización ayuda mucho a reducir las molestias.

¿Qué es exactamente una alergia al trigo? ¿Cuales son los sintomas?
Qué saber sobre las alergias
¿Qué son exactamente las pantallas de polen? ¿Cómo pueden ayudar las pantallas de polen?
¿Qué es la alergia a Novalgin? ¿Cuales son los sintomas?
¿Qué es el ozono? ¿Cuáles son los efectos sobre la salud?
Cómo lidiar con las alergias
¿Qué son exactamente los mastocitos? ¿Qué papel juegan en las alergias?
Alergia al quitaesmalte de uñas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram